Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > El tercer piso (Agatha Christie)

 

El tercer piso (Agatha Christie) - pág.4

Indice General | Volver

Página 4 de 14


Con tus vociferaciones y el modo de tropezar con lodo... Vamos, por amor de Dios, salgamos de aquí cuanto antes.
Apagaron la luz y regresaron de puntillas hasta el ascensor. Jimmy exhaló un suspiro de alivio al verse otra vez en la oscuridad del montacargas sin más accidentes.
-Me gustan las mujeres que tienen el sueño profundo. Grant ha ganado muchos puntos en mi consideración con su modo de vivir.
-Ahora comprendo -dijo Donovan- por qué nos hemos equivocado de piso. Y es que no contamos que habíamos arrancado desde el sótano -tiró de la cuerda y el montacargas fue subiendo-. Esta vez acertaremos.
-Lo deseo de todo corazón -exclamó Jimmy al penetrar en otra cocina en tinieblas-. Mis nervios no soportan muchos golpes como éste.
Mas ya no experimentaron ningún otro sobresalto. A la primera tentativa se encendió la luz de la cocina de Pat, y un minuto después abrían la puerta principal del piso para dejar entrar a las jóvenes que aguardaban fuera.
-Habéis tardado mucho -refunfuñó Pat.
-Hemos tenido una aventura -dijo Donovan-. Podíamos habernos visto en la comisaría de policía como dos malhechores peligrosos.
Pat había entrado en la salita, donde tras encender la luz dejó caer el chal en el sofá, y escuchó con vivo interés el relato que hizo Donovan de sus aventuras.
-Celebro que no os descubriera -comentó-. Estoy segura de que es una vieja gruñona. Esta mañana recibí una nota suya..., quería verme... para hablarme de algo..., supongo que de mi piano. La gente que no puede soportar el piano, no debiera vivir en un piso. Oye, Donovan, te has herido en la mano. La tienes cubierta de sangre. Ve a lavarte.
Donovan se miró la mano sorprendido y salió de la habitación. Al cabo de unos instantes se le oyó llamar a Jimmy.
-Hola -dijo el otro-, ¿qué te ocurre? No te habrás herido de cuidado, ¿verdad?
-No me he hecho el menor daño.
Había algo extraño en el tono de Donovan que hizo que Jimmy le mirara sorprendido. Donovan le tendió la mano y pudo comprobar que en ella no había el menor rasguño.
-Es extraño -dijo Jimmy con el entrecejo fruncido-. Tenías mucha sangre. ¿De dónde ha salido?
Y pronto comprendió lo que su amigo había pensado ya.
-¡Por Júpiter! Debe de ser del piso de abajo.
Se calló al pensar lo que aquello podía significar.
-¿Estás seguro de que era sangre? -preguntó-.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados