Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > El tercer piso (Agatha Christie)

 

El tercer piso (Agatha Christie) - pág.2

Indice General | Volver

Página 2 de 14



-Pues debiera haberla -replicó Jimmy-. Un edificio de cinco pisos debe tener escalera de incendios.
-Eso digo yo -repuso Pat-. Pero con eso no ganamos nada. ¿Cómo voy a entrar en mi piso?
-¿Y no hay una especie de ascensor suplementario? -dijo Donovan-. Esos chismes en los que el tendero hace subir las coles de Bruselas y la carne picada.
-El ascensor del servicio -repuso Pat-. ¡Oh, sí!, pero sólo es un montacargas en forma de cesta. ¡Oh, esperad..., ya sé! ¿Y el ascensor del carbón?
-Vaya -dijo Donovan-, es una idea.
Mildred hizo una observación descorazonadora.
-Estará cerrado -dijo-. Me refiero a que estará corrido el pestillo por la parte interior de la cocina de Pat.
-No lo creas -replicó Donovan,
-Eso no ocurre en la cocina de Pat -exclamó Jimmy-. Pat nunca cierra con llave ni corre cerrojos.
-No creo que esté cerrado -dijo Pat-. Esta mañana saqué el cubo de la basura, y estoy segura de no haber cerrado después, puesto que no volví a acercarme por allí.
-Bueno -intervino Donovan-, pues eso nos va a resultar muy provechoso esta noche, pero de todas maneras, Pat, permíteme que te aconseje abandones esta costumbre que te deja a merced de los ladrones no escaladores.
Pat hizo caso omiso de la reprimenda.
-Vamos -exclamó comenzando a bajar a toda prisa los cuatro tramos de escalera. Los demás la siguieron, y Pat les condujo a un sótano oscuro, aparentemente lleno de cochecitos de niño, y luego, atravesando la puerta de la escalera de los pisos, los guió hasta el ascensor derecho... que en aquel momento estaba ocupado por un cubo de basura. Donovan lo quitó de allí y subiéndose a la plataforma ocupó su lugar, arrugando la nariz.
-Es algo molesto -observó-. Pero, ¿qué importa? ¿Voy a emprender solo esta aventura o hay alguien que quiera acompañarme?
-Yo iré contigo -dijo Jimmy.
Y se colocó al lado de Donovan.
-Espero que el montacargas pueda con mi peso -añadió sin gran convencimiento.
-No puedes pesar mucho más que una tonelada de carbón -replicó Pat, que nunca estuvo muy fuerte en pesos y medidas.
-De todas maneras pronto lo averiguaremos -contestó Donovan alegremente tirando de la cuerda.
Y en medio de un ruido chirriante los dos muchachos desaparecieron de la vista.
-Este trasto mete un ruido infernal -observó Jimmy mientras subían en plena oscuridad-. ¿Qué pensará la gente de los otros pisos?


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados