Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > El tercer piso (Agatha Christie)

 

El tercer piso (Agatha Christie)

Indice General | Volver

Página 1 de 14


EL TERCER PISO
Agatha Christie


-¡Pues no la encuentro! -dijo Pat.
Y con el ceño fruncido revolvió impaciente en el chisme de seda que ella llamaba su bolso de noche. Los dos jóvenes y la otra muchacha la observaron con ansiedad. Se encontraban ante la puerta cerrada del piso de Patricia Garnett.
-Es inútil -exclamó Pat-. Aquí no está. ¿Y ahora qué vamos a hacer?
-¿Qué es la vida sin una llave? -murmuró Jimmy Faulkener.
Era un joven de pequeña estatura y ancho de espaldas, de ojos azules de alegre expresión.
-No bromees, Jimmy. Esto es serio.
-Vuelve a mirar, Pat -dijo Donovan Bayley-. Debe de estar ahí.
Tenía una voz pastosa y agradable que hacía juego con su tipo moreno y delgado.
-Si es que la trajiste -intervino la otra muchacha, Mildred Hope.
-Pues claro que la traje -replicó Pat-. Creo que os la di a uno de vosotros -se volvió a los jóvenes con ademán acusador-. Le dije a Donovan que me la guardara.
Pero no iba a encontrar una escapatoria tan fácilmente. Donovan lo negó rotundamente y Jimmy le respaldó.
-Yo mismo vi cómo la metías en tu bolso -dijo Jimmy.
-Bueno, entonces uno de vosotros la perdería al recoger mi bolso. Se me ha caído un par de veces.
-¡Un par de veces! -exclamó Donovan-. Lo has dejado caer lo menos una docena, y además lo olvidaste en todas las ocasiones posibles.
-Lo que no comprendo es cómo diablos no se ha perdido todo lo que llevas dentro -dijo Jimmy.
-El caso es..., ¿cómo vamos a entrar? -quiso saber Mildred.
Era una muchacha muy sensible, aunque no tan atractiva como la impulsiva e impertinente Pat.
Los cuatro permanecieron ante la puerta cerrada sin saber qué partido tomar.
-¿Y no podría ayudarnos el portero? -sugirió Jimmy-. ¿No tiene una llave maestra o algo parecido?
Pat meneó la cabeza. Sólo había dos llaves. Una estaba en el interior del piso colgada en la cocina y la otra estaba..., o debiera de haber estado..., en el condenado bolso.
-Si por, lo menos viviera en la planta baja, podríamos romper el cristal de una ventana o algo así -lamentóse Pat-. Donovan, ¿no te gustaría ser un ladrón escalador?
El aludido rechazó enérgicamente, aunque con educación, semejante idea.
-Un cuarto piso... sería casi un entierro asegurado -dijo Jimmy.
-¿Y la escalera de incendios? -sugirió Donovan.
-No la hay


< Anterior |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados