Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > El pudding de navidad (Agatha Christie)

 

El pudding de navidad (Agatha Christie) - pág.28

Indice General | Volver

Página 28 de 38


..
-Ah, sí; las pisadas. No, tenemos que tener cuidado de no tocar esas pisadas.
-Eso es lo que yo pensé -dijo Colin-. Por eso no he dejado que nadie se acercara hasta que viniera usted. Pensé que usted sabría lo que había de hacer.
-De todos modos -repuso Poirot vivamente- primero tenemos que ver si está viva. ¿No es cierto?
-Bueno..., sí..., claro -respondió Michael, un poco indeciso-, pero pensamos que... no queríamos...
-¡Ah, posees la virtud de la prudencia! Has leído muchas novelas policíacas. Es importantísimo no tocar nada y dejar el cadáver como está. Pero no tenemos la seguridad de que haya un cadáver, ¿no crees? Después de todo, aunque la prudencia es admirable, los sentimientos humanitarios deben prevalecer. Tenemos que pensar en el médico antes que en la policía.
-Sí, sí. Claro -dijo Colin, todavía un poco desconcertado.
-Creíamos que..., pensamos que era mejor que fuéramos a buscarle a usted antes de hacer nada -Intervino Michael rápidamente.
-Quedaos aquí los dos -les advirtió Poirot-. Yo me acercaré por el otro lado para no tocar esas pisadas. Unas pisadas tan estupendas, tan sumamente claras... Las pisadas de un hombre y de una muchacha que se dirigen juntas al lugar donde está ella. Luego las pisadas del hombre vuelven..., pero las de la muchacha no.
-Tienen que ser las pisadas del asesino -sugirió Colin, conteniendo la respiración.
-Exactamente -dijo Poirot-. Las pisadas del asesino. Un pie largo y estrecho, con un zapato bastante raro. Muy interesante. Creo que serán fáciles de identificar. Sí, esas pisadas van a ser muy importantes.
En aquel momento, Desmond Lee-Wortley salía con Sarah de la casa y se acercó a ellos.
-Pero, ¿qué están haciendo ahí todos ustedes? -preguntó en actitud un poco teatral-. Les vi desde la ventana de mi cuarto. ¿Qué pasa? Dios mío, ¿qué es eso? Pa... parece...
-Exactamente -le interrumpió Poirot-. Parece un asesinato, ¿verdad?
Sarah dejó escapar un sonido entrecortado y luego miró a los dos chicos con gran desconfianza.
-¿Quiere usted decir que han matado a... cómo se llama..., a Bridget? -preguntó Desmond-. ¿Quién diablos iba a querer matarla? ¡Es increíble!
-Hay muchas cosas que son increíbles -dijo Poirot-. Sobre todo antes del desayuno, ¿no? Eso dice uno de sus clásicos. Seis cosas imposibles antes del desayuno -añadió-. Por favor, esperen juntos aquí todos.
Cuidadosamente, dando un rodeo, se acercó a Bridget y se inclinó un momento sobre el cadáver.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados