Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > El pudding de navidad (Agatha Christie)

 

El pudding de navidad (Agatha Christie) - pág.17

Indice General | Volver

Página 17 de 38


Un cadáver y unas pisadas..., tendremos que pensarlo muy bien todo y coger una de las dagas del abuelo y verter un poco de sangre.
Se separaron y, sin darse cuenta de que empezaba a nevar copiosamente, se metieron en una animada discusión.
-Hay una caja de pintura en la antigua sala de estudios. Podríamos hacer una mezcla para la sangre..., creo que carmesí iría bien.
-Yo creo que el carmesí es demasiado rosado -dijo Bridget-. Habría de ser un poco más castaño.
-¿Quién va a ser el cadáver? -preguntó intrigado Michael.
-Yo -se ofreció Bridget rápidamente.
-Oye, que yo fui el de la idea -dijo Colin.
-No, no -volvió a insistir Bridget-. Tengo que ser yo. Tiene que ser una chica. Es más emocionante. Hermosa muchacha yace sin vida en la nieve...
-¡Hermosa muchacha! Ja, ja -se burló Michael.
-Además, tengo el pelo negro -dijo Bridget.
-¿Y eso que tiene que ver?
-Resaltaría mucho en la nieve; y me pondría mi pijama rojo.
-Si te pones un pijama rojo no se notarán las manchas de sangre -advirtió Michael, empleando un tono práctico.
-¡Pero resultaría de tanto efecto contra la nieve! -dijo Bridget-. Y además tiene listas blancas, de modo que podríamos verter la sangre en ellas. ¡Ay, sería bárbaro! ¿Creéis que le engañaremos?
-Si lo hacemos bien, sí -dijo Michael-. En la nieve sólo se verán tus pisadas y las de otra persona, acercándose al cadáver y luego marchándose..., pisadas de hombre, claro. No querrá estropear las pisadas, de modo que no sabrá que no estás muerta de verdad. ¿Oíd, creéis que...? -se detuvo, asaltado por una idea repentina. Los otros dos le miraron-. ¿Creéis que se enfadará, verdad?
-No, no creo -repuso Bridget con optimismo-. Estoy segura que comprenderá que lo hemos hecho para entretenerle. Una especie de regalo de Navidad.
-Me parece que no estaría bien hacerlo el día de Navidad -dijo Colin, reflexivo-. No creo que al abuelo le gustara mucho.
-Pues el veintiséis, entonces -dijo Bridget.
--Sí, el veintiséis será estupendo -dijo Michael.
-Así además nos dará más tiempo -prosiguió Bridget-. Hay que tener en cuenta que es necesario preparar un montón de cosas. Vamos a ver los trastos.
Entraron precipitadamente en la casa.


CAPITULO III


La tarde fue muy movida. Habían traído grandes cantidades de acebo y de muérdago y en un extremo del comedor fue instalado un árbol de Navidad.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados