Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > El milagro más grande del mundo (Og Mandino)

 

El milagro más grande del mundo (Og Mandino) - pág.4

Indice General | Volver

Página 4 de 92


De inmediato me percaté de la incompetencia de un hombre maduro tan tonto como para usar zapatos de goma en un día como este.

El viejo dejó de alimentar a los animales durante un lapso suficiente como para voltear a verme y saludar. El perro ladró una vez y después fue callado por medio de unas palabras ininteligibles de su amo. Incliné la cabeza hacia él e intenté una débil sonrisa. Mi "buenos días" sonó extraño y apagado por la interferente nieve.

Su respuesta, en la voz más profunda que jamás haya oído, pareció reverberar en los edificios de alrededor. Una vez, Cuando Danny Thomas conoció al comentarista de radio, Paul Harvey, dijo:

Es mejor que usted sea Dios porque suena igual que Él.

Esta voz hizo que mi amigo Paul sonara como la de un tímido niño de coro.

¡Le saludo en un bello día como éste!

No tenía ni la fuerza ni el deseo de contradecir sus palabras. Viré la llave dentro de la caja amarilla hasta que escuché que se activaba el mecanismo, y entonces, medio patinando, medio caminando, regresé al auto. Detrás de mi, como había escuchado que respondía durante varios miles de mañanas, la barra crujió mientras se elevaba para dejarme entrar.

Pero... no bien estaba dentro del auto, listo para cambiar a "maneje" y empezar a meterme al lote a través de la nieve, cuando con un fuerte sonido metálico la barra descendió hasta su posición horizontal original.

Suspiré frustrado, cambié nuevamente la velocidad, volví a abrir la portezuela del auto, me paré en la fría nieve, llegué hasta la caja amarilla y le di la vuelta a la llave. La barra se elevó una vez más, apuntó hacia el cielo lleno de nieve, y volvió a caer. ¡Bong! Giré nuevamente la llave con impaciencia, casi hasta romperla. Lo mismo. ¿Sería un corto en los cables debido a la humedad? ¡Qué más da! no había forma de que metiera mi auto en el estacionamiento. Y si lo dejaba en la calle era seguro que se lo llevarían.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-92  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados