Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Al rescate de Tanelorn (Michael Moorcock)

 

Al rescate de Tanelorn (Michael Moorcock) - pág.28

Indice General | Volver

Página 28 de 32




Aullando como posesos, los pordioseros se encontraron con los guerreros de Tanelorn, y a pesar de que éstos estaban en inferioridad de condiciones, lucharon desesperadamente pues defendían algo más que la vida o los amores: defendían aquello que les había dado un motivo para vivir.

Narjhan observaba la batalla montado en su cabalgadura, con Sorana a su lado, pues no podía tomar parte activa en la lucha, debía limitarse a mirar Y. de ser necesario, utilizar la magia para ayudar a sus rehenes humanos o defender su persona.

Por increíble que pareciera, los guerreros de Tanelorn lograron contener a la enfurecida horda de pordioseros; sus armas, cubiertas de sangre, se elevaban y caían en aquel mar de carne, y brillaban bajo la luz del rojo amanecer.

El sudor se mezclaba con las lágrimas saladas en la barba erizada de Brut; el guerrero saltó ágilmente de su caballo negro cuando el animal fue alcanzado por el enemigo. Lanzó el noble grito de guerra de sus antepasados y, aunque por su trayectoria no tenía derecho a usarlo, dejó que escapara de él mientras asestaba golpes a diestro y siniestro con su hacha guerrera y su raza. Pero luchaba inútilmente pues Rackhir no había llegado y Tanelorn no tardaría en sucumbir. Su único consuelo era que moriría con la ciudad, y que su sangre se entremezclaría con sus cenizas.

Zas también se desempeñó muy bien antes de morir con el cráneo partido. Su cuerpo viejo se retorció cuando los pordioserosle pasaron por encima en estampida para abalanzarse sobre Uroch de Nieva. La espada de pomo dorado continuaba prendida de su única mano y su alma voló hacia el limbo cuando Uroch también fue eliminado en la lucha

De repente, en el cielo aparecieron los barcos de Xerlerenes; Brut miró hacia arriba y supo que Rackhir había llegado por fin, aunque quizá demasiado tarde.

Narjhan también vio los barcos y ya estaba preparado.

Surcaban el cielo, acompañados por los espíritus del fuego convocados por Lamsar. Los espíritus del aire y el fuego había, sido llamados para rescatar a la debilitada Tanelorn.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados