Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Al rescate de Tanelorn (Michael Moorcock)

 

Al rescate de Tanelorn (Michael Moorcock) - pág.22

Indice General | Volver

Página 22 de 32


Por tanto, aunque sabemos que no confiáis en que vuestras sugerencias o vuestra ayuda puedan ser útiles, a pesar de ello, tomamos ejemplo de vuestra conducta y humildemente os preguntamos si conocéis alguna forma en la que podamos rescatar a Tanelorn.

Rackhir apenas había podido seguir las complejidades del argumento aparentemente cándido de Lamsar, pero notó que los Señores Grises estaban satisfechos. Entretanto, por el rabillo del ojo observaba a Sorana. La mujer sonreía para sí, y resultaba evidente, por las características de su sonrisa, que se estaban comportando del modo correcto. Sorana escuchaba atentamente, y Rackhir maldijo para sus adentros que los Señores del Caos estuvieran al tanto de todo y que, aunque él y Lamsar lograsen obtener la ayuda de los Señores Grises, pudiesen prever y detener cualquier acción que emprendiesen para salvar a Tanelorn.

El portavoz conferenció con sus compañeros en una lengua diáfana y finalmente dijo:

-Son raras las ocasiones que se nos presentan de tratar con hombres tan valientes e inteligentes. ¿Cómo pueden nuestras mentes insignificantes auxiliaros de un modo ventajoso?

Rackhir se dio cuenta de repente de que, después de todo, los Señores Grises no eran demasiado listos, y a punto estuvo de echarse a reír. Gracias a sus adulaciones habían obtenido la ayuda que buscaban.

-Narihan del Caos -repuso- capitanea un inmenso ejército de escoria humana, un ejército de pordioseros, y ha jurado destruir Tanelorn y matar a sus hábitantes. Necesitamos la ayuda de algún tipo de magia para combatir a alguien tan poderoso como Narjham y derrotar a los pordioseros.

-Pero Tanelorn no puede ser destruida... -dijo uno de los Señores Grises.

-Es eterna -dijo otro.

-Pero esta manifestación -murmuró el tercero-. Ah..., sí...

-En Kaleef hay unos escarabajos -añadió un Señor Gris que no había hablado hasta ese momento- que poseen un veneno peculiar.

-¿Escarabajos, mi señor? -Inquirió Rackhir.

-Son grandes como mamuts -dijo el tercer Señor-, pero pueden cambiar de tamaño... y alterar también el tamaño de su presa si es demasiado grande para sus gaznates.

-Con respecto a ese asunto -dijo el portavoz-, existe una quimera que vive en las montañas, al sur de aquí.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados