Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Al rescate de Tanelorn (Michael Moorcock)

 

Al rescate de Tanelorn (Michael Moorcock) - pág.16

Indice General | Volver

Página 16 de 32




-Sabes que no es verdad... pues vosotros no existís, del mismo modo que yo tampoco existo. -Volvió la mueca, sus facciones se crisparon y el cuerpo se desvaneció otra vez para adoptar, una vez más, su naturaleza anterior. El hombre suspiró-. Me traiciono a mí mismo al contestar a vuestras preguntas, pero supongo que-un poco de relajación me permitirá descansar mis poderes y prepararme para el esfuerzo de voluntad final que me conducirá a la verdad suprema, la verdad del no ser.

-Pero el no ser implica no pensar, no desear, no actuar -dijo Lamsar-. No serías capaz de someterte a semejante destino, ¿verdad?

-El yo no existe. Soy la única cosa pensante de la creación.... soy casi la razón pura. Un esfuerzo más y seré lo que deseo ser.... la única verdad en este universo inexistente. Pero para ellos, primero he de deshacerme de todo lo extraño que me rodea, como vosotros mismos, por ejemplo, y entonces, podré dar el salto final que me permitirá alcanzar la única realidad.

- ¿Y cuál es?

-El estado de inexistencia absoluta donde no hay nada que perturbe el orden de las cosas porque no existe un orden de las cosas.

-Una ambición nada constructiva -comentó Rackhir.

-Construcción, he ahí una palabra sin sentido... como todas las palabras, como eso que llaman existencia. El todo significa la nada..., he ahí la única verdad.

- ¿Qué me dices de este mundo? Por yermo que sea, aún tiene luz y roca firme. No has logrado eliminarlo de la existencia mediante el razonamiento -le hizo notar Lamsar.

-Dejará de existir cuando yo deje de existir -repuso el honlbre lentamente-, al igual que vosotros. Entonces sólo quedará la nada y la Ley reinará sin rivales.

-Pero la Ley no puede reinar.... y según tu lógica, tampoco podría existir.

-Te equivocas.... la inexistencia es la Ley. La inexistencia, la nada, he ahí el objeto de la Ley. La Ley es el camino que conduce a su estado último, el estado del no ser.

-Bien -dijo Lamsar, pensativo-, entonces será mejor que nos digas dónde encontrar el siguiente portal.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados