Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Al rescate de Tanelorn (Michael Moorcock)

 

Al rescate de Tanelorn (Michael Moorcock) - pág.8

Indice General | Volver

Página 8 de 32



-Vamos, uníos a nosotros.

-Será mejor que nos marchemos -dijo Lamsar con una leve sonrisa, y se alejaron.

-No debéis marcharos..., debéis bailar -les dijo Yerleroo.

Se dieron media vuelta y echaron a correr tan de prisa como lo permitía el ritmo del anciano. Los aldeanos cambiaron la direción de su danza y comenzaron a girar amenazadoramente hacia ellos en una horrible imitación de la alegría.

-No hay nada que hacer -dijo Lamsar deteniéndose y observándolos con ojos irónicos-. Habrá que invocar a los dioses de la montaña. Es una lástima, pues la brujería me fatiga. Esperemos que su magia se extienda a este plano. ¡Gordar!

De la boca de Lamsar salieron palabras en una lengua increíblemente ruda. Los aldeanos bailarines seguían avanzando. Lamsar señaló hacia ellos y los aldeanos quedaron paralizados donde se encontraban y, de forma gradual e inquietante, sus cuerpos fueron adoptando cientos de formas distintas en basalto negro.

-Fue por su propio bien -dijo Lamsar con una sonrisa sombría-. Andando, vayamos al lugar donde confluyen los vientos -le ordenó a Rackhir y hacia allá partieron velozmente.



En el lugar donde confluían los vientos encontraron el segundo portal; una columna de llamas color ámbar con pinceladas de verde pasaban por el hueco. Traspusieron el portal y de inmediato se encontraron en un mundo de colores oscuros y desbordantes. En lo alto, el cielo aparecía de un rojo sucio mezclado con otros colores cambiantes. A lo lejos se alzaba un bosque oscuro, azul, negro, pesado, veteado de verde; las copas de sus árboles se movían como una marea enfurecida. Se trataba de una tierra plagada de fenómenos sobrenaturales.

Lamsar frunció los labios y dijo:

-En este plano impera el Caos. Hemos de llegar al portal siguiente lo antes posible, porque como es natural, los Señores del Caos intentarán detenernos.

-¿Siempre es así? -inquirió Rackhir con un hilo de voz.

-Sí, aquí siempre es medianoche y todo bulle de este modo... pero el resto cambia según el humor de los Señores. No hay regla alguna


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados