Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > El misterio de la creación artística (Stefan Zweig)

 

El misterio de la creación artística (Stefan Zweig) - pág.25

Indice General | Volver

Página 25 de 83


La historia, aunque parezca pro-ceder con insensatez, es encarnizadamente justa al final; aparta lo artificial de lo verdadero, deja secarse despiadadamente hasta los sentimientos más ampulosos, y conserva para la vida solamente lo vivo: por eso de los sentimientos de Byron quedó únicamente lo grande de él, su orgullo. Cuando Manfredo, en su hora última, se yergue rígidamente aun y pone en fuga a los malos espíritus para perecer libre y grande y atrevido, cuando Caín se rebela contra su Dios, la diabólica terquedad de Byron se ha inmortalizado en estas escenas y tal vez también en algunas poesías que nacieron de una íntima conmoción de su alma (como en Adiós a Inglaterra, en las Estancias a Augusta y en aquellos últimos versos magníficos en que anuncia su muerte). Estas solamente alcanzan en los siglos, monumento imperecedero del orgullo sagrado y pagano, por encima de toda su obra poética un día tan ensalzada y ahora desintegrada completamente.
Y así Byron es para nuestro sentir más figura que genio, más naturaleza heroica que poeta, un colorido poema existencial, como rara vez lo crea tan puro y dramático el gran Demiurgo, el eterno señor de los mundos. Su aparición se impone menos poéticamente que teatralmente a nuestra sensibilidad, pero este su drama es pintoresco y grande, es inolvidable, cual apenas otro en todo el siglo. Como en una tempestad, la naturaleza creadora reúne a veces en un solo hombre todas sus múltiples fuerzas en forma dramática para un breve juego heroico para que el mundo, estremecido, comprenda todas sus posibilidades. Ese drama de un hombre fue la poesía vital de lord Byron, un magnífico exceso de acaecimiento exterior, un brillante despliegue de sentimientos terrenales, que ciega con grandes pensamientos y embriaga con su ajustada melodía, perecedero como ser y, sin embargo, inolvidable como fenómeno, de manera que hoy consideramos al poe-ta más como espectáculo, y su caída, como una magnífica estrofa del eterno poema heroico de la humanidad.

LA VIDA TRAGICA DE MARCEL PROUST 1925
Nació hacia el final de la guerra, el 10 de julio de 1871, en París, hijo de un médico célebre, de rica y más que rica familia burguesa. Pero ni el arte del padre ni la millonaria fortuna de la madre pueden sal-var su infancia: a los nueve años, el pequeño Marcel deja para siempre de ser sano. De regreso de un paseo por el Bois de Boulogne, es acometido por un espasmo asmático, y estos terribles ataques aplastaron su pecho durante toda su vida, hasta el último suspiro.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-83  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados