Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > El misterio de la creación artística (Stefan Zweig)

 

El misterio de la creación artística (Stefan Zweig) - pág.20

Indice General | Volver

Página 20 de 83


Quizá nunca el mundo entero sintió la pérdida de un poeta con tanta unanimidad, con tal estremecimiento, y el más grande de los sobrevivientes abre una vez más su obra máxima, el Fausto, e inserta en él -"cantando con envidia su destino"-un conmovedor llanto fúnebre:
Ach! zum Erdenglück geboren
Hoher Ahnen, grosser Kraft
Leider! früh dir selbst verloren
Jugendblüte weggerafft
Scharfer Blick, die Welt zu schauen
Mitsinn jedem Herzensdrang
Liebesglut der besten Fraue
Und ein eigenster Gesang
Doch du ranntest unaufhaltsa
Frei ins willenlose Netz
So entzweitest du gewaltsa
Dich mit Sitte, mit Gesetz
Doch zuletzt das höchste Sinne
Gab dem reinen Mut Gewicht
Wolltest Herrliches gewinnen

Aber es gelang dir nicht 2

2 Segunda y tercera estrofa del epicedio del coro en el tercer acto del "Fausto" definitivo: ¡Ay! Nacido a la dicha de la tierra, de grandes antepasados, de gran poder, ¡lástima!, perdido para ti mismo, barrido en la flor de la juventud; tenías aguda mirada para ver el mundo, eco en todo impulso cordial, fuego de amor de las mejores damas y un canto muy tuyo. Pero tú corrías inconteniblemente libre en la red indecisa; rompiste violentamente con la moral, con la ley; mas al fin el supremo sentir dio fuerza al puro aliento; quisiste conquistar algo magnífico y no lo pudiste.
En estas dos estrofas, que simbolizan el destino en la eternidad de la poesía, con la sombría fuga además: "¿Quién lo logra? Amarga pregunta ante la cual enmudece el destino", Goethe esculpió en negro granito la existencia de lord Byron. Esta lápida permanece, imperecedera, en el trágico paisaje del Fausto, conservando, no solamente la imagen de este ser extraordinario, sino también su obra.
Porque esta obra de lord Byron no está fundida en bronce de la misma dureza: mucho ha palidecido ya de su enceguecedor colorido; lo excelso tan predominante de su figura decayó paulatinamente y nuestra generación, nuestra época, apenas concibe ya el mágico sortilegio que irradió un día de su obra sobre el mundo, oscureciendo sin piedad el genio más noble de Shelley, el genio más puro de Keats. Lord Byron es hoy más efigie que poeta; su vida, esa vida ruidosa, dramática, a menudo hasta espectacular, es más aventurera que su palabra poética, leyenda heroica, imagen patética del poeta más que el poeta mismo.
Tenía todo el hechizo del porte; fue totalmente el poeta que sueña una juventud: aristócrata de nacimiento y de apostura, juvenilmente hermoso, atrevido y orgulloso, hirviente en aventuras, endiosado por las mujeres, rebelde ante la ley, poseía el romanticismo del levantisco contra la época; desterrado principesco, vivió en las zonas paradisíacas de Italia y Suiza y murió con un pueblo esclavizado en una guerra por la libertad.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-83  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados