Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Un hueco en la pared (Louisa May Alcott)

 

Un hueco en la pared (Louisa May Alcott) - pág.9

Indice General | Volver

Página 9 de 21


-¡Gracias! Son hermosísimas. No suelo ver tales bellezas -tartamudeó el pobre muchacho, sujetando sus tesoros como si temiera su desaparición.
-Tendrás cuantas quieras... Nanna me regañará, pero a papá no le importará. Cuén­tame más... ¿Qué haces allí? -preguntó ávidamente la niña.
-Nada más que pegar fotos y componer libros, cuando no estoy demasiado dolorido... Antes ayudaba a mamá, pero me lastimé y ya no puedo hacer gran cosa ­repuso él, y avergonzado de mencionar cuántos encajes elegía o colocaba, puesto que era la única ayuda que podía prestar.
-Si te gustan los retratos, alguna vez vendrás a ver los míos. Yo hago muchos, papá me enseña... Los suyos son magníficos. ¿Tú dibujas o pintas los tuyos?
-Solamente los recorto de los periódicos, y luego los pego en esta pared o en carpetas de recortes. No sé dibujar ni tengo pinturas - explicó Johnny.
-Iré a verte un día, y si me gustas, te regalaré mi vieja caja de pinturas. ¿La quieres?
-¡Claro que sí!
-Creo que sí me gustarás, así que la llevaré
cuando vaya... ¿Sientes mucho dolor?
-A veces es terrible. Tengo que permane
cer todo el día tendido sin poder hacer nada...
-¿Y lloras?
-No; ya soy demasiado crecido para eso. Silbo...
-¡Sé que me gustarás, porque eres valiente! -gritó la impetuosa voz, con su agradable acento.
Luego una naranja llegó rodando por la abertura, como si su nueva amiga ansiara hacer algo por aliviar su dolor.
-¡Qué preciosidad! Me encantan, pero mamá no puede comprarlas a menudo ­declaró Johnny, mientras probaba allí mismo un bocado.
-Entonces te daré. muchas... En casa tenemos en cantidad y mucho más buenas que ésa. ¡Ah, tendrías que ver nuestro jardín allá!
-¿Dónde vives? -se aventuró a preguntar Johnny, al advertir el tono de nostalgia con que fueron pronunciadas esas palabras.
-En Roma. Aquí nos quedaremos solamente un año mientras papá arregla sus asuntos; después regresaremos y yo seré feliz.
-Me figuro que serás feliz allí... A mí me parece espléndido; ansío verlo desde que pude salir.
-Pues a mí me aburre. Prefiero estar donde siempre hace calor, y la gente es más hermosa que aquí. ¿Tú eres hermoso?
"¡Qué preguntas raras hace!", díjose el pobre Johnny, tan perplejo que apenas pudo tartamudear, riendo
-Me parece que no... A los muchachos no nos interesan las apariencias.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados