Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Un hueco en la pared (Louisa May Alcott)

 

Un hueco en la pared (Louisa May Alcott) - pág.3

Indice General | Volver

Página 3 de 21


Lo poblaba con los personajes conocidos y queridos por todos los niños. El gato blanco sentado sobre el muro, era para él el Gato con Botas, o el buen .amigo de Whittington. Las mujeres de Barba Azul estaban ocultas en una casa, cuyas ventanas superiores apenas alcanzaba a divisar. Caperucita Roja se encontraba con el lobo en el bosquecillo de castaños, y estaba seguro de que el tallo de haba de Jack crecía por un muro como aquél.
Pero el cuento que más le agradaba era el de "La Bella Durmiente del Bosque", porque le constaba que en aquel jardín habitaba algún ser encantador, a quien ansiaba conocer para jugar con ella. Llegó a plantar una haba en un palmo de tierra húmeda detrás del barril de agua, y observó su crecimiento en la esperanza de obtener una escala tan resistente como la de Jack. Pero el tallo crecía con demasiada lentitud, y Johnny se impacientó. tanto que prometió a Patsey su mejor libro "para él solito", si trepaba y describía lo que viera en aquel jardín encantado.
-¡Cómo no! -y allá subió el bueno de Pat, parándose sobre una tabla colocada encima de la pipa, puesto que las picas en lo alto del muro impedían caminar por allí a cualquiera que no fuera un gato o un gorrión.
¡Ay de las esperanzas de Johnny, y ay del traje de salida de Pat ! La tabla se quebró, y el trepador se zambulló en el agua con un chapuzón y un alarido irlandés que sobresaltó a Johnny e hizo acudir al rescate a la señora Morris y al zapatero remendón.
Luego de tan triste suceso, Pat se mantuvo un tiempo alejado, sumamente resentido, y Johnny quedó más solo que nunca. Pero como era muy optimista, siguió agradecido por los dones que poseía y continuó decorando su pared, pues los vientos de marzo le trajeron muchos tesoros, y una vez pasadas las lluvias de abril, el sol de mayo le permitió estar en la calle casi todo el día.
-Lamento que Pat esté enojado, porque él vio esta obra y me la contó, y le gustaría ayudarme a colocar estas ilustraciones -se dijo una alegre mañana, mientras examinaba un gran cartel traído por el viento unos minutos antes.
La obra era "El Conde de Montecristo", y las ilustraciones representaban al héroe al escapar de su prisión por un hueco hecho en la pared, entre otras notables hazañas.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados