Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Excursión accidentada (Louisa May Alcott)

 

Excursión accidentada (Louisa May Alcott) - pág.3

Indice General | Volver

Página 3 de 10



Las muchachas, que encontraron sus libros y su muñeca, se sentaron sobre las alfombras enrolladas, con los muebles amontonados, las ventanas y hospitalarias, pero ahora muy vacías y desoladas u observaron las habitaciones, antes alegres cerradas y las chimeneas apagadas.
-.Si fuéramos a quedarnos un rato largo, encendería fuego en la biblioteca, como lo hace papá al venir para evitar que los libros se enmohezcan -comenzó a decir Gwen, pero la interrumpió una exclamación proveniente de afuera. Al correr a la puerta vio que Pat se levantaba de un montón de nieve, mientras los caballos se alejaban a todo galope.
-Cuernos, esos villanos dieron un salto cuando los golpeó esa rama al caer, y como me tomaron descuidado, allá fui a rodar. Estaba pensando en mi pobre primo Mike, que Dios lo tenga en su santa. gloria. No se preocupe, querida señorita; los traeré de vuelta en un santiamén. Quédense quietos hasta mi regreso. Luego de encasquetarse el sombrero, Patríck se alejó trotando animoso, bajo la tormenta, mientras las muchachas entraban a fin de comunicar la noticia a los varones, que volvían de su búsqueda trayendo cestas llenas de nueces y manzanas.
-¡Esta sí que es buena! -exclamó Mark-. El viejo Pat correrá la mitad del trayecto hasta el pueblo antes de atrapar los caballos. Tendremos que esperar cuando menos una hora o dos.
-En tal caso, enciende un fuego, si no, moriremos de frío -rogó Gwen, al tiempo que frotaba las manos frías de Rita y observaba ansiosa al pequeño Gus, que estaba a punto de decidirse a llorar.
-Lo haremos, y nos entretendremos hasta que vuelva ese viejo torpe. Acampemos, muchachas, y ustedes, vengan a sostener la lámpara mientras yo junto leña. Tan oscuro está, que podría desnucarme si caigo por la escalera del galpón.
Y Mark abrió la marcha rumbo a la biblioteca donde todavía estaba colocada la alfombra, y los cómodos sillones y divanes invitaban a los friolentos visitantes a descansar.
-¿Cómo podrán encender el fuego cuando recojan la leña? -inquirió Ruth, una señorita muy práctica, que cuidaba bien de sus propias comodidades y ansiaba una cena caliente.
-Papá guarda los fósforos en una caja de lata, para que las ratas no puedan alcanzarlos. Aquí están, además de dos o tres pedazos de vela para las varillas de la delantera de chimenea, por si olvida tener preparada la lámpara.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados