Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > ¡Bee! ¡Bee! (Louisa May Alcott)

 

¡Bee! ¡Bee! (Louisa May Alcott) - pág.11

Indice General | Volver

Página 11 de 14



-Creo que Miller les venderá uno por esa suma, si es la señorita Alice quien cierra el trato, y a mí me gustaría mucho empezar- a reunir un rebaño, si ustedes aceptan ocuparse de ello -repuso Jacobs, con un risueño saludo a la joven, que parecía comprender esa forma de negociar.
-¡Cuánto nos agradaría! Durante todo el verano quisimos un cordero, y, tenemos una linda pradera rocosa, para que viva en ella, con cantidad de poleo, bayas y un arroyuelo.. . Ahora que estamos tan ricas, podríamos comprar uno por nuestra cuenta, pero preferimos adquirir más cosas para mamá y reparar el techo antes de que caiga nieve. Es tan viejo, que a veces llueve sobre nuestra cama.
-Eso es malo, pero ustedes parecen aficionadas al agua y se diría que les cae bien ­comentó el señor Jacobs, mientras tocaba el delantal empapado de Tilda con su bastón.
Todos rieron y el señor Benson, consultando su reloj, manifestó:
-Ven, Alice; debemos partir. Quiero cenar, y Jacobs también. Adiós, brujitas del agua; ya nos volveremos a ver.
Mientras los demás se alejaban, Patty preguntó:
-¿Te parece que recordarán los corderos, los sombreros y todo lo prometido?
-No lo creo... Los ricos suelen estar tan ocupados pasándolo bien, que se olvidan de los pobres -repuso Tilda, sacudiendo la cabeza como un pequeño Salomón.
El señor Benson, que oyó hasta la última palabra, susurró:
-¡Bendito Dios, qué niña más perspicaz! No debemos decepcionarla, así que, Alice, re­cuérdame anotar este asunto.
-El presidente es un hombre muy simpático, y sé que cumplirá su palabra. ¡Fíjate! ¡Sin que lo vieran, echó dinero en mi bandeja! -exclamó Patty, mientras se apoderaba de los dólares como un petirrojo de un gusano.
-¡Vaya elogio para mí!- Bien vale la pena. Tanta confianza es muy bella -rió Jacobs.
-Bueno; hemos aprendido una pequeña lección, y yo la tomaré tan a pecho que no permitiré que la olvide ninguno de ustedes -agregó Alice al partir, mientras Tilda y Patty emprendían el regreso a casa, sin saber que acababan de dar un ejemplo que sus mayores no se avergonzaban de seguir.
Después de esto, sucedieron tantas cosas deliciosas que las hermanas creyeron verse en medio de un cuento de hadas. Antes que nada, esa misma noche les regalaron dos bonitos sombreros de paja y cuatro útiles delantales.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados