Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > La Máquina del tiempo (Herbert George Wells)

 

La Máquina del tiempo (Herbert George Wells) - pág.41

Indice General | Volver

Página 41 de 97


alguna enorme máquina; y descubrí, por la llama de mis cerillas, que una
corriente continua de aire soplaba abajo, dentro del hueco de los pozos. Además,
arrojé un pedazo de papel en el orificio de uno de ellos; y en vez de descender
revoloteando lentamente, fue velozmente aspirado y se perdió de vista.

También, después de un rato, llegué a relacionar aquellos pozos con altas torres
que se elevaban aquí y allá sobre las laderas; pues había con frecuencia por
encima de ellas es, misma fluctuación que se percibe en un día caluroso sobre
una playa abrasada por el sol. Enlazando estas cosas, llegué a la firme
presunción de un amplio sistema de ventilación subterránea, cuya verdadera
significación érame dificil imaginar. Me incliné al principio a asociarlo con la
instalación sanitaria de aquellas gentes. Era una conclusión evidente, pero
absolutamente equivocada.

Y aquí debo admitir que he aprendido muy poco de desagües, de campanas y de
modos de transporte, y de comodidades parecidas, durante el tiempo de mi
estancia en aquel futuro real. En algunas de aquellas visiones de Utopía[10] y de
los tiempos por venir que he leído, hay una gran cantidad de detalles sobre la
construcción, las ordenaciones sociales y demás cosas de ese género. Pero aunque
tales detalles son bastante fáciles de obtener cuando el mundo entero se halla
contenido en la sola imaginación, son por completo inaccesibles para un
auténtico viajero mezclado con la realidad, como me encontré allí. ¡Imagínense
ustedes lo que contaría de Londres un negro recién llegado del África central al
regresar a su tribu! ¿Qué podría él saber de las compañías de ferrocarriles, de
los movimientos sociales, del teléfono y el telégrafo, de la compañía de envío
de paquetes a domicilio, de los giros postales y de otras cosas parecidas? ¡Sin
embargo, nosotros accederíamos, cuando menos, a explicarle esas cosas! E incluso
de lo que él supiese, ¿qué le haría comprender o creer a su amigo que no hubiese
viajado? ¡Piensen, además, qué escasa distancia hay entre un negro y un blanco
de nuestro propio tiempo, y qué extenso espacio existía entre aquellos seres de


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-97  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados