Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Tom Sawyer Detective (Mark Twain)

 

Tom Sawyer Detective (Mark Twain)

Indice General | Volver

Página 1 de 57


TOM SAWYER DETECTIVE
MARK TWAIN

CAPÍTULO I
INVITACIÓN A TOM Y HUCK

Ocurrió en la primavera siguiente a la época en que Tom Sawyer y yo liberamos al esclavo Jim, cuando lo habían encadenado por desertor en la granja del viejo Silas, tío de Tom, en Arkansas. El hielo se estaba desprendiendo ya de la tierra y del aire y llegaba la época de andar descalzos todo el día. Otra vez se acercaba el momento de jugar a la bolita, al trompo y al aro. Y de remontar barriletes, hasta que llegara el verano y nos fuéramos a nadar. Es justamente todo ello lo que hace que un niño se ponga triste cuando piensa en lo lejos que está aún el verano, haciéndolo suspirar. Algo le ocurre y no sabe qué es. Se siente abatido, pensativo, le dan ganas de escapar en busca de algún lugar solitario en lo alto de una colina, al borde de un bosque. Ahí se instala y contempla a lo lejos el gran Misisipí, allá abajo, extendiéndose millas y millas a la redonda, en lugares donde los troncos de árboles parecen borrosos y confusos. Todo está tan lejano y tranquilo, tan solemne, que da la impresión de que nuestros seres queridos se han muerto y lo que más deseamos es morir también nosotros y acabar con todo.
¿Sabéis cómo se llama eso? Fiebre de primavera. Y cuando llega, lo que queréis es... ¡Oh, no sabéis exactamente qué; de tanto que deseáis sentís un dolor en el corazón! Lo que más se quisiera es huir. escapar de las cosas viejas y tediosas a las que os habéis acostumbrado y de las que estáis cansados. Tal es la idea que se tiene: huir y salir a vagabun­dear por lejanos países donde todo es misterioso, maravilloso y novelesco. Y si no se puede hacer eso se contenta uno con algo mucho menos: irse donde se pueda y quedarle agradecido a la suerte.
Pues bien; Tom Sawyer y yo estábamos atacados también de esa fiebre primaveral, aunque resultaba completamente inútil pensar que Tom intentara irse a cualquier parte porque -como decía él- su tía Polly no lo dejaría abandonar la escuela y echarse a andar por ahí perdiendo el tiempo. Por lo tanto, estábamos muy tristes.


< Anterior |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-57  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados