Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > La aventura del colegio Priory (Arthur Conan Doyle)

 

La aventura del colegio Priory (Arthur Conan Doyle) - pág.23

Indice General | Volver

Página 23 de 29


-Exacto. -Y otras mil para quien identifique a la persona o personas que lo tienen retenido. -Exacto. -Y sin duda, en este último apartado están incluidos no sólo los que se lo llevaron,
sino también los que conspiran para mantenerlo en su actual situación. -¡Sí, sí! -exclamó el duque con impaciencia-. Si hace usted bien su trabajo, señor Sherlock Holmes, no tendrá motivos para quejarse de que se le ha tratado con tacañería. Mi amigo se frotó las huesudas manos con una expresión de codicia que me sorprendió, conociendo como conocía sus costumbres frugales.
-Me parece ver el talonario de cheques de su excelencia sobre la mesa -dijo-. Me gustaría que me extendiera un cheque por la suma de seis mil liras, y creo que lo mejor sería que lo cruzase. Tengo mi cuenta en el Capital and Counties Bank, sucursal de Oxford Street.
Su excelencia se irguió muy serio en su sillón y dirigió a mi amigo una mirada gélida.
-¿Se trata de una broma, señor Holmes? No es un asunto como para hacer chistes.
-En absoluto, excelencia. En mi vida he hablado más en serio.
-Entonces, ¿qué significa esto?
-Significa que me he ganado la recompensa. Sé dónde está su hijo y conozco por lo menos a algunas de las personas que lo retienen.
La barba del duque parecía más rabiosamente roja que nunca, en contraste con la palidez cadavérica de su rostro.
-¿Dónde está? -preguntó con voz entrecortada.
-Está, o al menos estaba anoche, en la posada del «Gallo de Pelea, a unas dos millas de las puertas de su finca.
El duque se dejó caer hacia atrás en su asiento.
-¿Y a quién acusa usted?
La respuesta de Sherlock Holmes fue asombrosa. Dio un rápido paso hacia delante y tocó al duque en el hombro.
-Lo acuso a usted -dijo-. Y ahora, excelencia, tengo que insistir en lo del cheque.
Jamás olvidaré la expresión del duque cuando se levantó de un salto agarrando el aire con la mano, como quien cae en un abismo. Después, con un extraordinario esfuerzo de aristocrático autodominio, se sentó y sepultó la cabeza entre las manos. Transcurrieron algunos minutos antes de que hablara.
-¿Cuánto sabe usted? -preguntó por fin, sin levantar la cabeza.
-Los vi a ustedes dos juntos anoche.
-¿Lo sabe alguien más, aparte de su amigo? -No se lo he contado a nadie.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados