Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Reconquistar Plenty (Colin Greenland)

 

Reconquistar Plenty (Colin Greenland)

Indice General | Volver

Página 1 de 455


RECONQUISTAR PLENTY
Colin Greenland

A las mujeres que manejan el volante
Primera parte: Encuentros en la Cinta de Moebius
-¿Pellido? -preguntó el inspector del puerto
-Jute -replicó ella. -¿Ombre
-Tabitha
-¿Ituación
-Propietari
independiente. -¿Ave
-L
Alice Liddell -dijo Tabitha
El inspector del puerto alzó su rostro pulcramente afeitado hacia ella y sus
ojos la contemplaron con fijeza por encima del monitor de lectura.
-Ipo y matricula de la ave -dijo.
-Oh, sí, claro... -dijo Tabitha-. Bergen Kobold. BGK cero...
Se subió la manga y echó una rápida mirada a su monitor de muñeca. Veía
el número de matrícula de la Alice un mínimo de veinte veces al día, pero nunca lograba recordarlo y siempre tenía que consultar con el monitor.
-Cero-nueve-cero-cinco-nueve.
-¿Opósito de la visita?
-Tengo que ver a un hombre para hablar de un trabajo con él -replicó Tabitha-. Oiga, ¿no podría darse un poquito de prisa?
Pero el inspector era un eladeldi. La lengua asomaba por entre sus labios y lo anotaba todo con un punzón manual mientras iba echando miradas a sus datos.
Tabitha lanzó un suspiro de irritación y dejó que sus dedos repiquetearan impacientemente sobre la pulida superficie de la mesa que tenía delante.
Sus ojos recorrieron la sala. Todas las colas avanzaban a gran velocidad salvo la suya. Los residentes sólo tenían que introducir su tarjeta en la ranura y
salir por la puerta, pero su mala suerte habitual había hecho que tuviera que vérselas nada menos que con un eladeldi.
Supo lo que iba a decir en cuanto el inspector abrió su boquita color púrpura.
-Os archivos indican que hace dos eses eclaró ener un oblema con el istal del eje -dijo el inspector.
-Sí -replicó Tabitha.
-Y el istal del eje aún no ha ido ustituido, ¿erdad? -observó el inspector.
-No dijo ella-. ésa es la razón de que deba hablar con ese hombre por lo del trabajo, ¿comprende?
Pero el inspector aún tenía que imprimir otra copia de las normas capellanas referentes a los niveles de degradación máximos aceptables en los cristales de los ejes, y no la dejó pasar hasta haber terminado de imprimirla.
Tabitha metió los papeles en su bolsa de viaje para que hicieran compañía a los tres documentos idénticos perdidos en algún lugar indeterminado de sus profundidades y consultó el monitor para ver la hora.


< Anterior |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-200   201-250   251-300   301-350   351-400   401-450   451-455  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados