Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > El contrato social (Jean Jacques Rousseau)

 

El contrato social (Jean Jacques Rousseau) - pág.101

Indice General | Volver

Página 101 de 140


finalmente el pueblo Romano dividido en treinta y cinco tribus, cuyo
número duró hasta el fin de la república.
De esta distincion en tribus urbanas y rústicas resultó un efecto
digno de ser notado, [154] porque no hay otro ejemplo igual, y porque á él
debió Roma tanto la conservacion de sus costumbres como el
engrandecimiento de su imperio. Nadie diria sino que las tribus urbanas se
arrogaron bien pronto el poder y los honores, y que no tardaron en
envilecer á las rústicas: pues sucedió todo lo contrario. Bien sabida es
la aficion de los primeros Romanos á la vida campestre; aficion que les
vino del sabio fundador de la república, que juntó los trabajos rústicos y
militares á la libertad, y desterró, digámoslo asi, á la ciudad las artes,
los oficios, la intriga, la fortuna y la esclavitud.
Asi pues, viviendo lo mas ilustre de Roma en el campo y cultivando
las tierras, se acostumbraron los Romanos á buscar alli solo el apoyo de
la república. Siendo este estado, el de los mas dignos patricios, fué
honrado por todos; fué preferida la vida sencilla y laboriosa de los
aldeanos á la vida ociosa y poltrona de los vecinos de Roma; y el que tal
vez no hubiera sido mas que un desdichado proletario en la ciudad, llegaba
á ser, trabajando la tierra, un ciudadano respetado. No sin motivo, decia
Varron, nuestros magnánimos mayores establecieron en el campo el semillero
de estos hombres robustos y valientes, que los defendian en tiempo de
guerra y los alimentaban en tiempo de paz. Plinio afirma que á las tribus
del campo se las honraba mucho á causa de los hombres que las componian;
mientras que los cobardes á quienes se queria envilecer eran transportados
por ignominia á las [155] de la ciudad. Habiendo ido á establecerse en
Roma el Sabino Apio Claudio, fué colmado de honores é inscrito en una
tribu rústica, que con el tiempo tomó el nombre de su familia.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115 116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132 133 134 135 136 137 138 139 140 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-140  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados