Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Vanina Vanini (Stendhal)

 

Vanina Vanini (Stendhal) - pág.21

Indice General | Volver

Página 21 de 26


Lejos de atenuar estas dife­rencias, hemos creído que debíamos escribirlas resuelta­mente. Los romanos que pintamos no tienen el honor de ser franceses. (N. del A.)
sustituido por algún otro, débil y exaltado, capaz de labrar su propia perdición y la ajena?
-Bueno, ¿qué es lo que usted quiere, señorita? ­dijo el ministro, con enfado-. Esta escena no me gusta nada y no se debe prolongar.
-Lo que voy a añadir -replicó Vanina, con alta­nería y olvidando de pronto su tono amable- im­porta a monseñor más que a mí. Se desea que se salve la vida del carbonario Missirilli: si es ejecutado, monseñor no le sobrevivirá una semana. Yo no ten-go ningún interés en todo esto; la locura de que se queja monseñor la he hecho, en primer lugar, por divertirme y, después, por servir a una amiga mía. He querido -continuó Vanina, volviendo al tono amable-, he querido servir a un hombre inteligente que pronto será mi tío y que, según todas las apa­riencias, llevará muy lejos la fortuna de su casa.
El ministro se apeó de su enfado: seguramente la belleza de Vanina contribuye a este cambio súbi­to. Era conocida en Roma la inclinación de monse­ñor Catanzara a las mujeres bonitas, y Vanina, con su disfraz de lacayo de la casa Savelli, sus medias de seda bien ceñidas, su casaca roja y su pequeño uni­forme azul celeste con galones de plata, y con la pistola en la mano, estaba seductora.
-Mi futura sobrina -dijo el ministro, casi riendo­está cometiendo una gran locura, y no será la última.
-Espero que un personaje tan sensato ­respondió Vanina- me guardará el secreto, sobre todo con don Livio; y para obligarle a ello, querido tío, si me concede la vida del protegido de mi amiga, le daré un beso.
En ese tono de la conversación, medio en bro-ma, con el que las damas romanas saben tratar los más importantes asuntos, Vanina llegó a dar, a una entrevista iniciada pistola en mano, el cariz de una visita hecha por la joven, princesa Savelli a su tío el gobernador de Roma.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados