Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Poquita cosa (Alfonso Daudet)

 

Poquita cosa (Alfonso Daudet)

Indice General | Volver

Página 1 de 223


P O Q U I T A C O S A

A L F O N S O D A U D E T

P O Q U I T A C O S A

3

PRIMERA PARTE

I

LA FÁBRICA

Nací el 13 de mayo de 18... en una ciudad del
Languedoc, donde se encuentra como en todas las
ciudades del Mediodía mucho sol, una cosa regular
de polvo, un convento de carmelitas y dos o tres
monumentos romanos.
Mi padre, el señor Eyssette, que por aquella épo-
ca era comerciante de tejidos de seda tenía a las
puertas de la ciudad una gran fábrica en una nave de
la cual se hizo construir una habitación cómoda
sombreada por altos plátanos y separada de los ta-
lleres por un vasto jardín. Allí fue donde yo vine al

A L F O N S O D A U D E T

4

mundo y pasé los primeros, los únicos años buenos
de mi vida. Por eso mi memoria reconocida ha con-
servado del jardín, de la fábrica y de los plátanos un
recuerdo imperecedero, y cuando después de la rui-
na de mis padres me fue preciso separarme de esas
cosas, su pérdida la he sentido como si se tratara de
personas.
Para empezar, debo decir, que mi nacimiento no
trajo la dicha a la casa Eyssette. La vieja Ana nuestra
cocinera me ha contado más tarde muchas veces
que mi padre, en viaje entonces recibió a un mismo
tiempo la noticia de mi aparición en el mundo y la
de la desaparición de uno de sus clientes de Marse-
lla que se le llevaba más de cuarenta mil francos;
hasta el punto de que el señor Eyssette, alegre y de-
solado a un mismo tiempo, se preguntaba como el
otro, si había de llorar por la desaparición del
cliente de Marsella o reír por el feliz advenimiento
del pequeño Daniel... Lo prudente era llorar, mi
buen señor Eyssette, lo prudente era llorar doble-
mente.
No es posible negarlo, yo fui la mala estrella de
mis padres. Desde el día de mi nacimiento, increí-
bles desdichas les persiguieron por veinte lados di-
ferentes. En primer lugar, lo del cliente de Marsella;

P O Q U I T A C O S A

5

luego, dos incendios en un año; después, la huelga


< Anterior |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-150   151-200   201-223  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados