Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Cartas desde mi molino (Alfonso Daudet)

 

Cartas desde mi molino (Alfonso Daudet) - pág.17

Indice General | Volver

Página 17 de 111



30

rio. El bueno del Papa mismo ya no tenía tanta con-
fianza en su amiga, y cuando se dejaba llevar al ex-
tremo de echar un sueñecillo sobre la espalda de
ella, el domingo a la vuelta de la viña, ocurríasele
siempre esta cavilación: «¡Si fuese a despertarme allá
arriba, en la plataforma!» Veía esto la mula, y
aguantaba sin chistar; solamente cuando delante de
ella se pronunciaba el nombre de Tistet Védene, es-
tremecíanse sus largas orejas, y afilaba con una risita
el hierro de sus cascos en el pavimento...
Transcurrieron así siete años; después, al cabo
de esos siete años, Tistet Védene regresó de la corte
de Nápoles. Aun no había concluido el tiempo de
su empeño en ella; pero había sabido que el archi-
pámpano de Sevilla acababa de morir de repente en
Aviñón, y como el cargo parecíale bueno, había lle-
gado muy aprisa a pretenderlo.
Cuando ese intrigante de Védene entró en el
salón del palacio, a duras penas lo conoció el Santo
Padre: tanto era lo que había crecido y ensanchado.
Preciso es también decir que, por su parte, el Papa
se había hecho viejo y no veía bien sin antiparras.
Tistet no se acoquinó.
-¡Cómo! Excelso Padre Santo, ¿ya no me cono-
ce Vuestra Beatitud?... Soy yo, ¡Tistet Védene!

C A R T A S D E M I M O L I N O

31

--¿Védene?...
-Sí, ya sabéis... el que llevaba el vino francés a la
mula.
-¡Ah! Sí... sí... ya recuerdo... ¡Buen mocito, ese
Tistet Védene!... Y ahora, ¿qué pretendes de Nos?
-¡Oh! Poca cosa, Excelso Padre Santo... Venía a
pediros... Y a propósito, ¿tenéis aún Vos aquella
mula? ¿Y está buena?... ¡Ah! ¡Cuánto me alegro!...
Pues bien, venía a pediros la plaza del archipámpa-
no de Sevilla, quien acaba de fallecer.
-¡Archipámpano de Sevilla tú!... Pero si eres
demasiado joven. Pues ¿qué edad tienes?
-Veinte años y dos meses, ilustre Pontífice; cin-
co años justos más que la mula de Vuestra Santi-
dad... ¡Ah bendita de Dios la valiente bestia!... ¡Si
supiese Vuestra Beatitud cuánto amaba yo a aquella


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-111  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados