Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > La otra vuelta de tuerca (Henry James)

 

La otra vuelta de tuerca (Henry James) - pág.29

Indice General | Volver

Página 29 de 115


Permanecí inmóvil donde estaba y, mientras la esperaba me asaltaron numerosos pensamientos. Pero sólo vale la pena mencionar uno: me pregunté qué habría podido espantarla tanto.


V

   
   Me lo hizo saber tan pronto como apareció en la terraza.
   -En nombre del cielo, ¿qué es lo que pasa? -gritó sofocada.
   No le respondí hasta que estuvo más cerca.
   -¿Conmigo? -mi rostro debía tener un aspecto extraordinario-. ¿Por qué?
   -Está usted pálida como un papel. Está horrible. Medité unos instantes. Pude darme cuenta de que la mujer hablaba con absoluta inocencia. Mi necesidad de respetar la frialdad de la señora Grose se había desvanecido calladamente, y si aún vacilé un instante, no fue porque quisiera crear un nuevo distanciamiento. Le tendí la mano y ella la tomó; retuve la suya entre las mías con el placer de sentirla cerca de mí. Había una especie de apoyo en su tímida expresión de sorpresa.
   -Ha venido usted a buscarme para que vayamos a la iglesia pero no puedo ir.
   -¿Ha ocurrido algo?
   -Sí. Y usted debe saberlo. ¿Tenía yo un aspecto muy raro?
   -¿A través de la ventana? ¡Espantoso!
   -Bueno -dije- me he asustado.
   Los ojos de la señora Grose expresaron abiertamente que no tenía deseos de entrometerse, y que conocía lo suficiente cuál era su lugar. ¡Pero yo había establecido desde un principio que ella debía compartir mis problemas!
   -Lo que vio usted desde el comedor, hace un minuto, fue efecto de lo sucedido. Lo que yo vi, poco antes... fue mucho peor.
   Su mano apretó con más fuerza la mía.
   -¿Qué vio usted?
   -Vi a un hombre extraordinario. Mirando hacia adentro.
   -¿Qué hombre extraordinario?
   -No tengo la menor idea.
   La señora Grose miró en torno, pero fue, por supuesto, en vano.
   -Entonces, ¿dónde se ha metido?
   -Esto aún puedo saberlo menos.
   -¿Lo había visto antes?
   -Sí... una vez, en la torre vieja.
   Me miró con mayor dureza.
   -¿Quiere decir que se trata de un forastero?


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-100   101-115  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados