Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Un marido ideal (Oscar Wilde)

 

Un marido ideal (Oscar Wilde) - pág.39

Indice General | Volver

Página 39 de 80


¡Tan sencillo y... le sentaba tan bien!
MABEL CHILTERN. -¿De veras? Debo decírselo a mi modista. Se sorprenderá. ¡Adiós, lady Markby!
LADY MARKBY. -¿Se va usted ya?
MABEL CHILTERN. -Lo siento, pero no tengo más remedio. Debo ensayar. Tengo que colocarme sobre la cabeza para unos «tableaux».
LADY MARKBY. -¿Sobre la cabeza? ¡Oh! Creo que es muy poco saludable. (Toma asiento en el sofá junto a lady Chiltern.)
MABEL CHILTERN. -Pero es para una obra de caridad. En favor de «los que no se lo merecen», que son los únicos en los que estoy interesada. Yo soy la secretaria y Tommy Traford el tesorero.
MISTRESS CHEVELEY. -¿Y qué es lord Goring?
MABEL CHILTERN. -¡Oh! Lord Goring es el presidente.
MISTRESS CHEVELEY. -El cargo le sienta admirablemente, a menos que se haya estropeado desde que yo lo conocí.
LADY MARKBY. -Eres muy moderna, Mabel. Quizá demasiado moderna. Nada es tan peligroso como ser demasiado moderna. Se expone una a anticuarse de repente. Conozco muchos ejemplos de ello.
MABEL CHILTERN. -¡Qué horrible perspectiva!
LADY MARKBY. -¡Ah! Querida, no tiene que ponerse nerviosa. Usted siempre será muy bonita. Ésa es la mejor moda que hay y la única que lanza Inglaterra con éxito.
MABEL CHILTERN. -(Con una inclinación.) Muchísimas gracias, lady Mardby, en nombre de Inglaterra... y en el mío. (Sale.)
LADY MARKBY. -(Volvíéndose a lady Chiltern.) Querida Gertrude, hemos venido para saber si han encontrado el broche de diamantes de mistress Cheveley.
LADY CHILTERN. -¿Aquí?
MISTRESS CHEVELEY. -Sí. Noté su falta al volver al Claridge y pensé que era posible que se me hubiese caído aquí.
LADY CHILTERN. -No sé nada de ello. Pero llamaré al mayordomo para preguntárselo. (Toca el timbre.)
MISTRESS CHEVELEY. -¡Oh! Le ruego que no se moleste, lady Chiltern. Quizá lo perdí en la ópera antes de venir aquí.
LADY MARKBY. ¡Ah, sí! Supongo que debe de haber sido en la ópera. El hecho es que hay tantas apreturas hoy día que me maravillo de que aún nos quede algo encima al final de la noche. Yo misma, cuando vuelvo de algún sitio, siento como si no me quedase nada encima, excepto un poco de reputación decente, la suficiente para que las clases bajas no nos hagan penosas observaciones a través de las ventanas del coche.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-80  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados