Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > El ruiseñor y la rosa (Oscar Wilde)

 

El ruiseñor y la rosa (Oscar Wilde)

Indice General | Volver

Página 1 de 7


Oscar Wilde
EL RUISEÑOR Y LA ROSA

-«Ha dicho que bailaría conmigo si le llevo rosas rojas» -exclamaba desolado el joven estudiante-. «Pero no hay ni una sola rosa roja en todo mi jardín.»
En el encino, desde su nido, oyóle el ruiseñor, y le miró a través del follaje.
«¡Ni una sola rosa roja en todo mi jardín!» -seguía lamentándose, y sus bellos ojos se llenaron de lágrimas- «¡Ah!, ¡de qué., cosas tan pequeñas depende la felicidad! Yo he leído todo lo escrito por los sabios, conozco todos los secretos de la filosofía. Y ahora, por la posesión de una rosa roja, siento mi vida destrozada.»
«He aquí, al fin, un verdadero enamorado» -dijo el ruiseñor-. «Noche tras noche he cantado para él, a pesar de no conocerle: Noche trás noche lo he descrito a las estrellas, y ahora le contemplo. Su cabello es oscuro como la flor del jacinto, y sus labios rojos como la rosa que desea encontrar; pero su ansiedad ha tornado su faz tan pálida como el marfil; y la tristeza le ha dejado su sello en la frente.»
-«El Príncipe da un baile mañana en la noche» -murmuró el joven estudiante-. «Y mi amada formará parte del cortejo. Si le obsequio una rosa roja, bailará conmigo hasta el amanecer. Si le llevo una rosa roja, la tendré entre mis brazos, y su cabeza descansará sobre mi hombro, y su mano será aprisionada por la mía. Pero no hay ninguna rosa roja en mi jardín; me sentaré solo y ella pasará ante mí, no me hará caso, y sentiré desgarrarse mi corazón.»
-«Aquí, sin lugar a dudas, está el perfecto enamorado» -dijo de nuevo el ruiseñor-. «Lo que yo canto, para él es sufrimiento; lo que para mí es alegría, para él es dolor. Ciertamente el amor es algo maravilloso. Es más valioso que las esmeraldas, y más precioso que los finos ópalos. Ni las perlas ni los granates pueden comprarle, porque no está venal en los mercados. No puede adquirirse con los traficantes, ni pesarse en una balanza como el oro.


< Anterior |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados