Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > La historia del tío del viajante (Charles Dickens)

 

La historia del tío del viajante (Charles Dickens) - pág.2

Indice General | Volver

Página 2 de 20


más rojizo. "Tenía la cara más alegre que han visto nunca, caballeros: parecido
en algo a Punch el títere, pero con la barbilla y la nariz más hermosas; sus
ojos estaban siempre chispeando y centelleando por el buen humor; y en su
semblante había perpetuamente una sonrisa, y no una de esas sonrisas rígidas sin
significado, sino una auténtica, alegre, cordial y amable. En una ocasión salió
lanzado del calesín y se golpeó la cabeza contra una piedra señalizadora. Y allí
quedó aturdido, y con tantos cortes en la cara por la gravilla que se había
acumulado allí que, utilizando una fuerte expresión de mi propio tío, si su
madre hubiera vuelto a visitar la tierra no le habría reconocido. La verdad,
caballeros, es que cuando me pongo a pensar en el asunto estoy absolutamente
seguro d, que no lo habría hecho, pues murió cuando mi tía tenía dos años y
siete meses de edad, y considera muy probable que, incluso aunque no hubiera
habido gravilla, sus botas altas habrían asombrado no poco a la buena señora,
por no hablar de su cara jovial y rojiza. Pero el caso es que allí se quedó
tumba do, y he oído decir a mi tío, muchas veces, que e hombre que lo recogió
dijo que sonreía tan alegre mente como si se hubiera dejado caer por una fiesta
y que después de que le sangraran, las primeras débiles y vacilantes muestras de
recuperación fueron que salió de un salto de la cama, soltó una risotada, besó
la joven que sostenía el recipiente y pidió un trozo d cordero y una castaña
adobada. Siempre le gustaron mucho las castañas adobadas, caballeros. Decía
siempre que había descubierto que, sin el vinagre, tenían gusto a cerveza.
El gran viaje de mi tío se hallaba en el período otoñal, dedicado a cobrar
deudas y recibir pedidos en el norte: iba desde Londres hasta Edimburgo, d
Edimburgo a Glasgow, de Glasgow volvía a Edimburgo y desde allí a Londres por
gusto. Queda entendido que su segunda visita a Edimburgo la hacía por su propio
placer. Solía regresar durante una semana sólo para ver a sus viejos amigos; y
desayunando con éste, almorzando con aquél, comiendo con un tercero y cenando
con otro solía pasarse una bonita semana entera.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados