Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Otelo (William Shakespeare)

 

Otelo (William Shakespeare) - pág.33

Indice General | Volver

Página 33 de 61


DESDÉMONA ¿Por qué hablas tan bajo? ¿No estás bien? OTELO Me duele la cabeza, aquí, en la frente.
DESDÉMONA Eso es de tanto velar. Se te quitará. Deja que te ate un pañuelo. Antes de una hora ya estará bien.
OTELO Tu pañuelo es muy pequeño. Déjalo.
[A DESDÉMONA se le cae el pañuelo.]
Vamos, voy contigo.DESDÉMONA Me apena que no estés bien.
Salen OTELO y DESDÉMONA.
EMILIA Me alegra encontrar este pañuelo. Fue el primer regalo que le hizo el moro. Mi caprichoso marido cien veces me ha tentado para que se lo quite; mas ella lo adora, pues Otelo le hizo jurar que lo conservaría, y siempre lo lleva consigo, y lo besa y le habla. Pediré una copia para dársela a Yago. ¡Sabe Dios qué piensa hacer con el pañuelo! Yo sólo sé complacer su capricho.
Entra YAGO.
YAGO ¿Qué hay? ¿Qué haces aquí sola? EMILIA Sin reprender: tengo algo que enseñarte. YAGO ¿Algo que enseñarme? Algo que muchos han visto... EMILIA ¿Eh? YAGO ...es una esposa sin juicio.
EMILIA Ah, ¿era eso? ¿Qué me darás si te doy aquel pañuelo?
YAGO ¿Qué pañuelo? EMILIA ¿Qué pañuelo? Pues el que Otelo regaló
a Desdémona, el que tú tantas veces me pedías que le quitase. YAGO ¿Se lo has quitado?
EMILIA No, se le cayó por descuido. Por suerte yo estaba allí y lo cogí. Mira, aquí está.
YAGO ¡Qué gran mujer! Dámelo.
EMILIA ¿Qué vas a hacer con él, que con ahínco me pedías que lo robase?
YAGO Y a ti, ¿qué más te da?
[Se lo quita.]
EMILIA Si no es para nada de importancia, devuélvemelo. ¡Pobre señora! Se va a volver loca cuando no lo encuentre.
YAGO Tú no sabes nada. A mí me hace falta. Anda, vete ya.
Sale EMILIA.
Dejaré el pañuelo donde vive Casio; él lo encontrará. Simples menudencias son para el celoso pruebas más tajantes que las Santas Escrituras. Me puede servir. El moro está cediendo a mi veneno: la idea peligrosa es veneno de por sí y, aunque empiece por no desagradar, tan pronto como actúa sobre la sangre, arde como mina de azufre. ¿No lo decía?
Entra OTELO.
Aquí llega. Ni adormidera o mandrágora, ni todos los narcóticos del mundo podrán devolverte el dulce sueño de que gozabas ayer.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-61  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados