Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Otelo (William Shakespeare)

 

Otelo (William Shakespeare) - pág.30

Indice General | Volver

Página 30 de 61


YAGO En cuanto a Miguel Casio, juraría que es hombre honrado.
OTELO Así lo creo yo.
YAGO Los hombres deben ser lo que parecen; los que no lo son, ojalá no lo parezcan.
OTELO Cierto, los hombres deben ser lo que parecen. YAGO Pues yo creo que Casio es honrado.
OTELO En todo esto hay algo más. Te lo ruego, háblame en la lengua de tus propios pensamientos y dale al peor de todos la peor de las palabras.
YAGO Disculpadme, señor. Aunque estoy obligado a la lealtad, no haré lo que no se exige al esclavo. ¡Revelar el pensamiento! ¿Y si fuera falso y vil? ¿En qué palacio no se ha insinuado la ruindad? ¿Hay alma tan pura en la que el turbio pensamiento no se haya reunido en tribunal con la justa reflexión?
OTELO Yago, contra tu amigo maquinas si, creyendo que le agravian, le ocultas lo que piensas.
YAGO Os lo suplico: tal vez me haya equivocado en mi sospecha, pues es la cruz de mi carácter rastrear las falsedades, y a veces mi celo crea faltas de la nada. No preste atención vuestra cordura al que suele idear tan burdamente, ni le turben observaciones adventicias y dudosas. Por vuestra paz y vuestro bien, por mi hombría, prudencia y honradez,
no conviene que os diga lo que pienso. OTELO ¿Qué insinúas?
YAGO Señor, la honra en el hombre o la mujer es la joya más preciada de su alma. Quien me roba la bolsa, me roba metal; es algo y no es nada; fue mío y es suyo, y ha sido esclavo de miles. Mas, quien me quita la honra, me roba lo que no le hace rico y a mí me empobrece.
OTELO ¡Vive Dios, dime lo que piensas!
YAGO No podría, ni con mi alma en vuestra mano, ni querré, mientras yo la gobierne.
OTELO ¿Qué?
YAGO Señor, cuidado con los celos. Son un monstruo de ojos verdes que se burla del pan que le alimenta. Feliz el cornudo que, sabiéndose engañado, no quiere a su ofensora mas, ¡qué horas de angustia le aguardan al que duda y adora, idolatra y recela!
OTELO ¡Qué tortura!
YAGO El pobre contento es rico y bien rico; quien nada en riquezas y teme perderlas es más pobre que el invierno. ¡Dios bendito, a todos los míos guarda de los celos!


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-61  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados