Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Otelo (William Shakespeare)

 

Otelo (William Shakespeare) - pág.28

Indice General | Volver

Página 28 de 61


Estad seguro de que si hago una promesa de amistad, la cumplo a la letra. A mi señor no dejaré hasta que se amanse, le hablaré hasta exasperarle. Su cama será escuela, su mesa, confesonario. En todo lo que haga mezclaré la súplica de Casio. Conque alegraos, Casio. Vuestra valedora morirá antes que abandonar vuestra causa.
Entran OTELO y YAGO.
EMILIA Señora, aquí viene mi señor. CASIO Señora, me retiro. DESDÉMONA ¡Cómo! Quedaos a oír lo que le digo.
CASIO No, señora. Me siento muy inquieto y dañaría mis propios fines.
DESDÉMONA Como os plazca.
Sale CASIO.
YAGO ¡Ah! Eso no me gusta. OTELO ¿Qué dices? YAGO Nada, señor. Bueno, no sé. OTELO ¿No era Casio el que hablaba con mi esposa?
YAGO ¿Casio, señor? No. No le creo capaz de escabullirse con aire de culpable
al veros venir.
OTELO Pues yo creo que era él.
DESDÉMONA ¿Qué hay, mi señor? He estado hablando con un suplicante, alguien que padece tu disfavor.
OTELO ¿A quién te refieres?
DESDÉMONA Pues a Casio, tu teniente. Mi buen señor, si tengo la virtud o el poder de persuadirte accede a una inmediata reconciliación. Pues si él de veras no te aprecia y pecó a sabiendas y no inconscientemente yo no sé juzgar la cara del honrado. Te lo ruego, pídele que vuelva.
OTELO ¿Estaba aquí ahora?
DESDÉMONA Sí, y se fue tan abatido que me ha dejado parte de su pena para que la comparta. Mi amor, pídele que vuelva.
OTELO Ahora no, mi Desdémona. Otra vez. DESDÉMONA ¿Será pronto? OTELO Por ser tú, mi bien, cuanto antes. DESDÉMONA ¿Esta noche, en la cena? OTELO No, esta noche no. DESDÉMONA ¿Mañana a mediodía?
OTELO No como en casa. Los capitanes me esperan en la ciudadela.
DESDÉMONA Pues mañana por la noche o el martes por la mañana, a mediodía o por la noche; o en la mañana del miércoles. Dime cuándo, mas que no pase de tres días. Te juro que le pesa. Salvo en la guerra, donde dicen que hasta el jefe sirve de escarmiento, su infracción no parece que merezca ni reprimenda privada. ¿Cuándo puede venir? Dímelo, Otelo. Bien quisiera yo saber qué ruego podría negarte o resistir indecisa. Y siendo Miguel Casio, que te ayudó a cortejarme, que tantas veces se puso de tu parte cuando yo te censuré, ¿me haces que te acose para rehabilitarle? Pues aún podría.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-61  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados