Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Otelo (William Shakespeare)

 

Otelo (William Shakespeare) - pág.27

Indice General | Volver

Página 27 de 61


Ya era de día cuando nos despedimos. Yago, me he permitido llamar a tu esposa. Mi súplica es que me proporcione una ocasion para hablar con la dulce Desdémona.
YAGO Ahora mismo os la mando. Y veré la manera de alejar al moro para que converséis con mayor libertad.
CASIO Os lo agradezco de veras.
Sale [YAGO.]
En Florencia no vi a nadie tan leal.
Entra EMILIA.
EMILIA Buenos días, teniente. Me apena que cayerais en desgracia. Mas todo irá bien. El general y su esposa lo están coment ando, y ella os defiende. Otelo responde que el hombre al que heristeis es muy renombrado y tiene amistades, y que, en justa prudencia, se imponía el despido. Mas afirma que os aprecia y que no necesita más defensa que su afecto para aprovechar el momento oportuno y admitiros de nuevo.
CASIO No obstante, os suplico que, si lo creéis posible y conveniente, me procuréis ocasión para conversar
a solas con Desdémona.
EMILIA Venid, os lo ruego. Os llevaré donde podáis hablar con libertad.
CASIO Os estoy muy agradecido.
Salen.
III.ii Entran OTELO, YAGO y CABALLEROS.
OTELO Yago, dale esta carta al piloto de la nave y que presente mis respetos al Senado. Después, ve a las obras a buscarme; allá estaré.
YAGO Muy bien, señor. OTELO Señores, ¿vamos a ver la fortificación? CABALLEROS A vuestras órdenes, señor.
Salen.
III.iii Entran DESDÉMONA, CASIO y EMILIA.
DESDÉMONA Tened por cierto, buen Casio, que haré cuanto pueda en vuestro apoyo.
EMILIA Hacedlo, señora. Os juro que mi esposo está sufriendo como si fuera cosa propia.
DESDÉMONA Es un buen hombre. Casio, haré que Otelo y vos volváis a ser tan amigos como antes.
CASIO Generosa señora, pase lo que pase a Miguel Casio, será siempre vuestro fiel servidor.
DESDÉMONA Lo sé. Gr acias. Apreciáis a mi señor, le conocéis hace tiempo y podéis estar seguro de que no se alejará en su despego más de lo prudente.
CASIO Sí, señora, mas tal vez la prudencia dure demasiado,
o viva de alimento tan ligero,

o crezca tanto por las propias circunstancias que, en mi ausencia y ocupado ya mi puesto, el general olvide mi amistad y mis servicios.


DESDÉMONA No temáis. Ante Emilia, aquí presente, os garantizo vuestro puesto.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-61  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados