Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Otelo (William Shakespeare)

 

Otelo (William Shakespeare) - pág.23

Indice General | Volver

Página 23 de 61


¡Voto a ... ! Con que me mueva
o levante este brazo, el mejor de vosotros ca
bajo mi furia. Hacedme saber cóm
empezó tan vil tumulto y quién lo provocó,
el culpable de esta ofensa, aunque sea m
hermano gemelo, para mí está perdido. E
una ciudad de guarnición, aún inquieta, co
la gente rebosando de pavor, ¿emprende
una pelea particular e
plena noche y en el puesto de guardia? E
demasiado. Yago, ¿quién ha sido?
MONTANO Si por parcialidad o lealtad de compañero no te ajustas al rigor de la verdad, no eres soldado.
YAGO No toquéis esa fibra. Que me arranquen esta lengua antes que ofender a Miguel Casio. Aunque creo que decir la verdad
no puede dañarle. Oídla, general. Conversand
Montano y yo, vien
uno clamando socorro
Casio detrás con espada amenazante, dispuest
a arremeter. Este caballero s
interpone y pide a Casio que se calme. Y
salí tras el tipo que gritaba, temiend
que sus voces, como luego sucedió, espantara
a las gentes. Mas fue veloz, logr
escapar, y yo volví al instante, porqu
oí un chocar y golpear de espadas
a Casio maldiciendo, lo que no había oído hast
esta noche. Cuando volví
que fue en seguida, los vi enzarzados
golpes y estocadas, igual que cuando vos despué
los separasteis. D
este asunto no puedo decir más. Lo
hombres son hombres, y hasta el mejor s
desquicia. Aunque Casio le ha hecho algo, pue
la furia no perdona al más amigo, m
parece que Casio también recibió de
fugitivo algún insulto grave qu
no tenía perdón.
OTELO Ya veo, Yago, que tu afecto y lealtad suavizan la cuestión en beneficio de Casio. Casio, aunque os aprecio, nunca más seréis mi oficial.
Entra DESDÉMONA con acompaizamiento.
¡Mirad! ¡Hasta mi amor se ha levantado!-Serviréis de ejemplo.DESDÉMONA ¿Qué ha ocurrido?
OTELO Ya nada, mi bien. Vuelve a acostarte.-Señor, de vuestra cura yo mismo me hago cargo. -Lleváoslo.
[Sacan a MONTANO.]
Yago, mira por toda la ciudad
calma a los que se han alborotado co
la riña. -Vamos, Desdémona. Al guerrero l
contienda perturba el dulce sueño

Salen OTELO, DESDÉMONA y acompañamiento.
YAGO ¿Estáis herido, teniente? CASIO Sí, y no tengo cura. YAGO No lo quiera Dios.
CASIO ¡Honra, honra, honra! ¡He perdido la honra! He perdido la parte inmortal de mi ser y sólo me queda la parte animal.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-61  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados