Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > Otelo (William Shakespeare)

 

Otelo (William Shakespeare) - pág.4

Indice General | Volver

Página 4 de 61


Sé que el Estado,
aunque por esto le lea la cartilla, n
puede despedirle: le han confiado co
muy clara razón la guerra de Chipre, qu
ya es inminente, pues, si quieren salvarse, d
su calibre no tienen a nadie capa
de llevarla. Por todo lo cual
aunque le odio como a las penas del infierno, la
necesidades del momento me obligan
mostrar la enseña y bandera del afecto, qu
no es sino apariencia. Si quieres encontrarle, llev
la cuadrilla al Sagitario
que allí estaré con él. Adiós

Sale.
Entran BRABANCIO y criados con antorchas.
BRABANCIO La desgracia era cierta. No está, y el resto de mi vida miserable será una amargura. -Dime, Rodrigo, ¿dónde la has visto? -¡Ah, desdichada!-¿Dices que con el moro? -¡Ser padre para esto!-¿Cómo s abes que era ella? -¡Quién lo iba a pensar!-¿Qué te dijo? -¡Más luces! ¡Despertad a toda mi familia! -¿Y crees que se han casado?
RODRIGO Yo creo que sí.
BRABANCIO ¡Santo Dios! ¿Cómo salió? ¡Ah, sangre traidora! Padres, desde ahora no os fiéis del cora zón de vuestras hijas por meras apariencias. ¿No hay encantamientos que puedan corromper a muchachas inocentes? Rodrigo, ¿tú has leído algo de esto?
RODRIGO Sí, señor, lo he leído.
BRABANCIO ¡Despertad a mi hermano! -¡Ojalá fuera tuya!-Unos por un lado, otros por otro. -¿Sabes dónde podemos capturarla con el moro?
RODRIGO A él creo que puedo hallarle, si os hacéis con una buena escolta y me seguís.
BRABANCIO Pues abre la marcha. Llamaré en todas las casas;
me darán ayuda en muchas. -¡Armas
¡Y traed a la guardia nocturna!
Vamos, buen Rodrigo; serás recompensado

Salen.
I.ii Entran OTELO, YAGO y criados con antorchas.
YAGO Aunque he matado hombres en la guerra, por principio de conciencia no puedo matar con premeditación. Hay momento s en que me estorban los escrúpulos. No sé cuántas veces me han venido ganas de hincárselo aquí, bajo el costillar.
OTELO Más vale que no.
YAGO Sí, pero él parloteaba y decía palabras tan groseras e insultantes contra vos que mi propia caridad apenas me servía para sufrirlo. Mas decidme, señor, ¿estáis ya casado? Tened por cierto que el senador es muy estimado, y la fuerza de su voto puede doblar a la del Dux. Si no os descasa, os impondrá cortapisas y castigos con todo el campo libre que la ley pueda dejar a un hombre de su mando.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 >>>

Páginas  1-50   51-61  



Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados