Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > La Tempestad (William Shakespeare)

 

La Tempestad (William Shakespeare) - pág.26

Indice General | Volver

Página 26 de 43



ESTEBAN
Trínculo, como le interrumpas otra vez, te juro que te arranco algunos dientes.
TRÍNCULO
¡Si no he dicho nada!
ESTEBAN
Entonces silencio y basta. - Sigue.
CALIBÁN
Digo que logró esta isla con su magia;
me la quitó. Si tiene a bien Tu Alteza
tomar venganza en él... Porque tú te atreves,
y éste, no.
ESTEBAN
Claro que sí.
CALIBÁN
Tú serás su dueño, y yo te serviré.
ESTEBAN
¿Y eso cómo se hace? ¿Puedes llevarme hasta esa persona?
CALIBÁN
Claro, señor. Te lo mostraré dormido,
y podrás meterle un clavo en la cabeza.
ARIEL
¡Embustero! No podrás.
CALIBÁN
¡Vaya un colorines! ¡Bufón asqueroso!
Suplico a Tu Alteza que le des de palos
y le quites la botella. Cuando no la tenga,
que beba agua de mar, porque yo
no le enseñaré los manantiales.
ESTEBAN
Trínculo, no te busques más peligros. Interrumpe otra vez al monstruo, y te juro que, sin más lástima, te
dejo como un bacalao.
TRÍNCULO
Pero, ¿qué he hecho? ¡Si no he hecho nada! Voy a apartarme.
ESTEBAN
¿No le has llamado embustero?
ARIEL
¡Embustero!
ESTEBAN
¿Ah, sí? ¡Pues toma! [Le pega a TRÍNCULO.] Si te ha gustado, vuelve a decirme embustero.
TRÍNCULo
¡Yo no te he dicho embustero! ¿No tienes seso ni oído? ¡Maldita botella! Todo viene del jerez y del
trincar. ¡Mala peste al monstruo y el diablo se lleve tus dedos!
CALIBÁN
¡Ja, ja, ja!
ESTEBAN
Ahora sigue con tu historia. - Tú apártate más.
CALIBÁN
Pégale bien, que dentro de un rato
yo también le pegaré.
ESTEBAN
Más lejos. - Vamos, continúa.
CALIBÁN
Como te he dicho, tiene por costumbre
dormir la siesta. Ahí le chafas los sesos
tras quitarle sus libros; o le aplastas el cráneo
con un leño, o con una estaca lo destripas,
o con tu cuchillo le cortas el gaznate.
Primero hazte con sus libros, que, sin ellos,
es tan tonto como yo, y no tendrá
ni un espíritu a sus órdenes: le odian todos
tan mortalmente como yo. Quémale los libros.
Tiene finos enseres (así los llama él)
para, cuando tenga casa, componerla.
Y lo que más has de tener presente
es la belleza de su hija. Él mismo
la llama «sin par». No he visto a más mujer


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados