Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > La Tempestad (William Shakespeare)

 

La Tempestad (William Shakespeare) - pág.25

Indice General | Volver

Página 25 de 43



PRÓSPERO
No puedo estar tan contento como ellos,
que están maravillados, mas mi alegría
no puede ser mayor. Vuelvo a mi libro,
pues antes de la cena he de ocuparme
de asuntos pertinentes.

Sale.

III.ii Entran CALIBÁN, ESTEBAN y TRÍNCULO.

ESTEBAN [a TRÍNCULO]
Tú calla. Cuando se acabe el barril, beberemos agua. Antes, ni una gota. Conque, ¡al abordaje! - ¡Siervo-
monstruo, bebe a mi salud!
TRÍNCULO
¡Siervo-monstruo! ¡La quimera de la isla! Dicen que sólo somos cinco en esta isla: tres, nosotros. Como
los otros dos tengan nuestras luces, el país se tambalea.
ESTEBAN
Siervo-monstruo, tú bebe cuando te lo diga. Los ojos se te han metido en la cabeza.
TRÍNCULO
¿Dónde los va a tener metidos? ¡Menudo monstruo sería si los tuviera en el rabo!
ESTEBAN
Mi siervo-monstruo tiene la lengua ahogada en jerez. Pero a mí no me ahogó el mar: antes de llegar a
tierra nadé treinta y cinco leguas de acá para allá, lo juro. - Tú serás mi teniente, monstruo, o mi alférez.
TRíNCULO
Será alférez, que tenerse no se tiene.
ESTEBAN
No vamos a huir, monsieur Monstruo.
TRíNCULO
Ni tampoco a andar, pero tú estarás tirado como un perro, y sin ladrar.
ESTEBAN
¡Eh, aborto! Si eres un buen aborto, habla por una vez en tu vida.
CALIBÁN
¿Cómo estás, Alteza? Deja que te lama el zapato. A éste no le serviré, que no es valiente.
TRíNCULO
¡Mentira, monstruo ignorante! Estoy para zurrarle a un alguacil. Tú, pez borracho, tú, ¿cuándo hubo
cobarde que bebiera tanto vino como hoy yo? ¿Cómo dices mentira tan monstruosa siendo sólo medio
pez y medio monstruo?
CALIBÁN
¡Mira cómo se ríe de mí! ¿Lo vas a permitir, señor?
TRÍNCULO
¿Ha dicho «señor»? ¡Habrá monstruo más idiota!
CALIBÁN
¡Mira, otra vez! Anda, mátalo a mordiscos.
ESTEBAN
Trínculo, no seas ligero de lengua. Si te amotinas, ¡al primer árbol! El pobre monstruo es mi siervo, y no
sufrirá indignidad.
CALIBÁN
Gracias, noble señor. ¿Tienes a bien volver a oír mi petición?
ESTEBAN
¡Pues, claro! Repítela de rodillas. Yo sigo de pie, y también Trínculo.

Entra ARIEL, invisible.

CALIBÁN
Como te he dicho, soy siervo de un tirano, un mago que me ha afanado la isla con su arte.
ARIEL
¡Mentiroso!
CALIBÁN [a TRÍNCULO]
¡Mentiroso tú, mono bufón! ¡Así te mate mi valiente amo! Yo no miento.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados