Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > La Tempestad (William Shakespeare)

 

La Tempestad (William Shakespeare) - pág.20

Indice General | Volver

Página 20 de 43


¡Qué pez más raro! Si estuviera
en Inglaterra, como ya estuve, pondría un cartel, y no habría tonto de feria que no diera plata por verlo.
Allí este monstruo me haría rico; allí cualquier bicho raro hace negocio. No dan un centavo para aliviar a
un cojo, pero se gastan diez en ver a un indio muerto. ¡Piernas de hombre! ¡Brazos, y no aletas! ¡Y está
caliente! Me vuelvo atrás, me desdigo: esto no es un pez, sino un isleño recién tumbado por un rayo.

[Truenos.]

¡Vuelve la tormenta! Me meteré bajo su capa; por aquí no veo otro refugio. A veces la desgracia nos
acuesta con extraños compañeros. Me arroparé aquí hasta que se vacíe la tormenta.

Entra ESTEBAN cantando.

ESTEBAN
Ya nunca iré a la mar, la mar,
que en tierra moriré...
Esta canción es infame para un funeral. Bueno, éste es mi consuelo.

Bebe [y después] canta.

Piloto, grumete, mozo, capitán,
artillero y yo
queremos a Mara, María y Marián,
pero a Catia no,
pues maldice al hombre de mar
y le grita: «¡Muérete ya!»
De brea o alquitrán no soporta el olor,
mas deja que el sastre le rasque el picor.
Conque, ¡al barco, amigos, y muérase ya!
Esta canción también es infame, pero éste es mi consuelo.

Bebe.

CALIBÁN
¡No me atormentes! ¡Ah!
ESTEBAN
¿Qué pasa aquí? ¿Hay demonios? ¿Quién nos embauca con salvajes y con indios? ¿Eh? No me he
salvado de ahogarme para que ahora me asusten tus cuatro patas, pues, como bien dicen, porque tengas
cuatro patas no me harás salir por pies; y lo dirán mientras Esteban respire.
CALIBÁN
¡Me atormenta este espíritu! ¡Ah!
ESTEBAN
Éste es un monstruo isleño de cuatro patas que, por lo visto, tiene calentura. ¿Dónde diablos habrá
aprendido nuestra lengua? Aunque sólo sea por eso, voy a darle algún alivio. Si logro curarlo y
amansarlo, y vuelvo a Nápoles con él, será un regalo para cualquier emperador que camine sobre cuero.
CALIBÁN
¡No me atormentes, te lo ruego! Traeré la leña más deprisa.
ESTEBAN
Está delirando y no habla con mucho tino. Voy a darle un trago. Si nunca ha bebido vino, casi le quitará
la calentura. Si logro curarlo y amansarlo, no cobraré mucho por él; pero quien lo compre, pagará, y bien.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados