Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Libros Clásicos > La Tempestad (William Shakespeare)

 

La Tempestad (William Shakespeare) - pág.17

Indice General | Volver

Página 17 de 43


Este reposo es extraño; dormido
con ojos abiertos: de pie, hablando, andando
y, sin embargo, dormido.
ANTONIO
Noble Sebastián, dejáis dormir
vuestra suerte, o más bien morir.
No veis estando despierto.
SEBASTIÁN
Y vos roncáis muy claro. Vuestros ronquidos
tienen un significado.
ANTONIO
Estoy más serio que de costumbre,
y vos, si me escucháis, debéis estarlo.
Hacerlo os encumbrará.
SEBASTIÁN
Seré un remanso.
ANTONIO
Yo os enseñaré a fluir.
SEBASTIÁN
Os lo ruego. Mi indolencia hereditaria
me lleva a refluir.
ANTONIO
¡Ah, si vierais cómo acariciáis la causa
mientras la menospreciáis! ¡Cómo al exponerla
la arropáis aún más! Los que refluyen
acaban casi en el fondo por culpa
de su temor o indolencia.
SEBASTIÁN
Continuad. Esos ojos y esa cara
anuncian que lleváis algo dentro,
aunque el parto se presenta doloroso.
ANTONIO
Oídme: aunque este dignatario
de frágil memoria, de quien se guardará
tan débil recuerdo cuando esté enterrado,
casi ha persuadido al rey (él es la persuasión,
lo suyo es persuadir) de que su hijo aún vive,
tan imposible es que no se haya ahogado
como que este durmiente esté nadando.
SEBASTIÁN
De que no se haya ahogado no tengo esperanza.
ANTONIO
¡Ah! De no tenerla nace
vuestra gran esperanza. Que por ese lado
no haya esperanza es, por otro, tan alta esperanza
que ni la propia Ambición la vislumbra
y aun duda en divisarla. ¿Estáis conmigo
en que Fernando se ha ahogado?
SEBASTIÁN
Está muerto.
ANTONIO
Entonces, decidme. ¿Quién heredará Nápoles?
SEBASTIÁN
Claribel.
ANTONIO
La actual reina de Túnez, que vive a más
de una vida de distancia; que de Nápoles
no tendrá noticias, si el correo no es el sol
(la luna es muy lenta), hasta que un recién nacido
tenga barba rasurable; por quien el mar
nos tragó, aunque a algunos nos ha arrojado,
y de suerte que actuemos en un drama
en que el pasado sea el prólogo y la acción
la ejecutemos vos y yo.
SEBASTIÁN
¿Qué decís? ¿Qué os proponéis?
Sí, la hija de mi hermano es reina de Túnez,
también heredera de Nápoles, y entre ambos
media gran distancia.
ANTONIO
Y de ella cada palmo
parece gritar: «¿Podrá recorrernos Claribel
para volver a Nápoles? Que siga en Túnez


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

En esta sección

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados